Instagram Facebook YouTube Twitter Email

Blog de Amigos en Ruta


Fin de año a orillas del rio en HamburgoFin de año a orillas del rio en Hamburgo
Del 26 de Dic. de 2018 al 1 de Enero de 2019

desde

1450 €/p

+INFO         RESERVAR
Berlín. Fin de Año SinglesBerlín. Fin de Año Singles
Del 29 de Dic. de 2018 al 1 de Enero de 2019

desde

675 €/p

+INFO         RESERVAR
Varsovia y Cracovia. Fin de AñoVarsovia y Cracovia. Fin de Año
Del 29 de Dic. de 2018 al 1 de Enero de 2019

desde

595 €/p

+INFO         RESERVAR


twitter facebook

Piragua en el Embalse de el Vado

Con el ánimo de buscar nuevas aventuras nos hemos ido en mitad del mes de Septiembre a descubrir el Embalse de El Vado y hacer una rutita de dos horas. A una hora y media de Madrid nos adentramos en un entorno natural indómito y prácticamente deshabitado, tras la localidad de Humanes, las carreteras estrechas y sinuosas de montaña nos llevan hasta Retiendas, una pequeña aldea cercana al embalse. Unos kilómetros más y alcanzamos el parking del centro. Se trata de una pequeña caseta que alberga el material y poco más, no dispone de baños ni cambiadores, tampoco hay ningún lugar cercano donde tomar algo o comer, pero forma parte del interés de este lugar, salvo por las instalaciones hidráulicas, el entorno es totalmente natural.

Tras colocarnos las chanclas de rio, bañador, camiseta, gafas de sol, gorra, guantes, aplicarnos la crema solar, aprovisionarnos de agua y ajustar GPS, cámara de fotos, y enfundar los moviles, nos fuimos hasta la orilla. Embarcamos en una piragua doble de travesía, cómoda y muy estable, y comenzamos a remar hacia el norte.

Este embalse tiene varios ramales que se estrechan en profundos desfiladeros, por lo que es muy interesante adentrarse por ellos. Tras cruzar una de las partes más anchas del embalse que contiene dos grandes curvas nos adentramos hacia el primero de los ramales con orientacion oeste donde el Arroyo Vallosera vierte sus aguas, cuando las tiene. Tras enfrentar viento de frente alcanzamos la cola y comprobamos que se trataba de un lugar inhóspito, los lodos nos impidieron bajar de la piragua, lo cierto es que nisiquiera lo intentamos, asi que dimos media vuelta y retrocedimos esta vez con el viento a favor.

Encontramos un pequeño barranco que hacía una pequeña playita de tierra y piedra ideal para hacer un descanso, nos bajamos y disfrutamos de un estupendo pic-nic admirando las ruinas del pueblo de El Vado que en lo alto de un cerro, recortaban el cielo.

Reanudamos nuestro paseo sin dificultad y regresamos a la entrada del ramal, en lugar de regresar, decidimos visitar otro de los ramales, esta vez uno menos agreste y al otro lado del cuerpo central del embalse. En mitad del cuerpo central el viento nos empujaba hacia el sur levemente, de modo que colocamos deriva hacia la izquierda y avanzamos sin problemas hacia el oeste. El arroyo de la Venta forma aqui una especie de laguna, resguardado del viento y con laderas suaves, en una de ellas una vaca pastaba tranquilamente un pasto invisible y algunas garzas extendian sus grandes alas para aterrizar en una orilla y desaparecer de nuevo en el cielo. Si dejabamos de remar, el silencio solo era roto por el rumor de un viento que a veces se escondia como se escondían los pececillos que se asomaban de vez en cuando a la superficie del agua.

Parecia que el tiempo ya corría en nuestra contra, de modo que volvimos al cuerpo central dispuestos a ir directamente al embarcadero. Trazamos la gran S invertida recortando en las curvas, nos ceñiamos tanto al interior de la curva que parecia que ibamos a chocar con la orilla, y es que la sensacion de velocidad aumentaba a medida que te aproximabas a tierra, sin embargo, nunca llegamos a superar los siete kilómetros por hora.

Desembarcamos en el punto de embarque, porque no hay embarcadero, debido principalmente a que no es necesario y a la diferencia de nivel de las aguas a lo largo del año. Regresamos a la caseta para cambiarnos y, tranquilamente, volver al coche para regresar a casa.

Ha sido una experiencia agradable, conocer un lugar tan solitario, remoto y a la vez, cercano. Queda tambien añadido a nuestra colección de lugares para visitar en piragua, junto con el Embalse de Picadas, el Pantano San Juan, el rio Tajo en Aranjuez, el Atazar, Buitrago de Lozoya y el Embalse del Jerte, cada uno con sus  caracteristicas que los hacen únicos. 

Ya os iremos contando más aventuras.



Comentarios

Nombre
E-mail
Teléfono
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image

Próximos eventos:


Fin de año a orillas del rio en HamburgoFin de año a orillas del rio en Hamburgo
Del 26 de Dic. de 2018 al 1 de Enero de 2019

desde

1450 €/p

+INFO         RESERVAR
Berlín. Fin de Año SinglesBerlín. Fin de Año Singles
Del 29 de Dic. de 2018 al 1 de Enero de 2019

desde

675 €/p

+INFO         RESERVAR
Varsovia y Cracovia. Fin de AñoVarsovia y Cracovia. Fin de Año
Del 29 de Dic. de 2018 al 1 de Enero de 2019

desde

595 €/p

+INFO         RESERVAR

Lo último del blog:

Que no te roben el mes de Diciembre

Entre obligaciones, compromisos y rutinas... ¿no sientes que tu vida se te escurre entre los dedos? Nada mejor para eliminar esa sensación que viajar, y viajar en Diciembre ¡es casi como una fuga! Te mostramos los viajes destacados para el Puente de Diciembre y Fin de Año:

Instagram Facebook YouTube Twitter Email

Taller de Estilismo

JUN18. De la mano de la experta en estilismo Mayse Peralta, organizamos una taller sobre los secretos de obtener la cara más destacada de nuestra imagen personal, desde la elección correcta de la vestimenta en función de las proporciones de nuestro cuerpo, como de la combinación de colores y estilos. Divertido e interesante.

Instagram Facebook YouTube Twitter Email

Jardin del Capricho

MAY18, Os contamos como fue el paseo al Jardín del Capricho, un vestigo del esplendor de aquellas familias de nobles que residían en mansiones a las afueras del Madrid de principios del siglo XIX, convertido hoy en un espacio público con el encanto de aquellos tiempos.

Instagram Facebook YouTube Twitter Email

Viaje a Copenhague

El frío no impidió que cada uno de los días del viaje a Copenhague se viviera como un reencuentro de viejos amigos con muchas ganas de pasarlo bien, divertirse y visitar la capital danesa. En una breve reseña os contamos cómo se vivió este periplo lleno de anécdotas y momentos inolvidables.

Instagram Facebook YouTube Twitter Email