Instagram Facebook YouTube Twitter Tripadvisor Email

Blog de Amigos en Ruta


Crucero Mediterráneo Low Cost Jóvenes 2019. Viaje SinglesCrucero Mediterráneo Low Cost Jóvenes 2019. Viaje Singles
Del 28 de Oct. al 4 de Noviembre

desde

599 €/p

+INFO         RESERVAR
Venecia y su Laguna. Puente de Los Santos. Viaje SinglesVenecia y su Laguna. Puente de Los Santos. Viaje Singles
Del 29 de Oct. al 2 de Noviembre

desde

825 €/p

+INFO         RESERVAR
El Crucero del Baile. Otoño 2019El Crucero del Baile. Otoño 2019
Del 11 al 18 de Noviembre

desde

649 €/p

+INFO         RESERVAR


twitter facebook

Crónica del viaje a Guatemala de 2019

Hacer planes para volver por tercera vez a Guatemala y tener la oportunidad de mostrar este país que tanto nos ha cautivado a nuevos ruteros nos hizo mucha ilusión, no solo por las experiencias que ya hemos vivido aquí en otras ocasiones, sino que desde nuestra forma de entender la acción de viajar y nuestro concepto de turismo, que cada cual tiene el suyo, entendemos que Guatemala ofrece todo lo que cualquier viajero puede esperar en un destino que se vaya a convertir en inolvidable.

En esta ocasión el grupo era de un total de 11 aguerridos viajeros dispuestos a enfrentar las dificultades de un viaje tan intenso y a la vez abiertos a recibir todo lo que el país fuera a ofrecer.

A pesar del calor y la humedad de Copán, Quiriguá, Tikal, Yaxhá y Topoxté el grupo se mantuvo con gran disposición para aprender de los orígenes del pueblo maya y su historia desde sus restos arqueológicos. La forma en la que están dispuestos geográficamente los parques en relación a su contenido y al entorno hace que el disfrute de ellos sea gradual y vaya en aumento, nuestro guía en el Petén fue ideal al compartir con el grupo además de sus conocimientos de historia, su pasión por las aves, lo que hizo de Tikal y Yaxhá una experiencia muy completa, disfrutando entre medias de la belleza del Río Dulce y del Río de la Pasión. 

Fué un momento genial salir con la lancha de la desembocadura del Río Dulce y virar al norte por las aguas del mar del Caribe hasta llegar a tan idílica playa que sigue conservando su sensación genuina casi salvaje. Y memorable resulta la larga navegación desde Sayaxché hacia el norte por el Río de la Pasión hasta las recientemente descubiertas pozas volcánicas del Cráter Azul, un lugar idílico de aguas mansas transparentes y donde nuestro guía local hizo su trabajo con cariño, haciéndonos sentir en seguridad y comprendiendo el entorno social y cultural de estas áreas en la actualidad.

El grupo ya ha pasado la primera fase del viaje, y quizás sin darse cuenta ya tienen la base necesaria para entender mejor el resto de lo que queda por ver, volamos desde el Petén a Guate para empezar la segunda parte del viaje desde la histórica y Antigua Ciudad de Guatemala, o sencillamente, Antigua. 

¿Una ciudad colonial rodeada de volcanes? ¿y se puede ascender a uno? Si, efectivamente sí que se puede, pero el más sencillo de ascender es el de Pacaya, aunque no sea el que está más cerca de Antigua, bajo el amenazante volcán de Fuego, el aparentemente tranquilo volcán de Agua y el volcán Acatenango. Tuvimos ocasión de hacer el ascenso con Javier Morales, un guía experimentado y gran amigo que actualmente trabaja con el Instituto Guatemalteco de Turismo, INGUAT, por lo que el grupo tuvo ocasión de hacer todo tipo de preguntar sobre el funcionamiento, desarrollo y planes del país, sus carencias y sus bondades. El Pacaya está activo y se nos presentó muy cambiado, nuestra ascensión se realizó desde la cara Norte, San Francisco de Sales y aparecimos ante el gran derrame de lava que cubría un sector enorme de la ladera, a la vista no había ningún canal visible pero en la parte intermedia, el lento fluir de la lava bajo los bloques fríos los hacía desprenderse poco a poco y caían algunos rodando por el mar de rocas partiéndose en trozos y descubriendo el interior aún incandescente y de rojo intenso aderezado con un rumor intermitente que emanaba de las entrañas de la tierra, neófitos del tema vulcanológicos no era muy difícil pensar que no es un lugar muy seguro que digamos. La naturaleza siempre sorprende y a pesar de lo agresivo que puede llegar a ser ciertos fenómenos, no dejan de ser fascinantes. Y para descansar de tanto ajetreo, los baños de Santa Teresita es un lujoso balneario con muchos detalles y sus instalaciones son muy acogedoras.

Volviendo a la parte histórica y cultural, el viaje tomó un rumbo hacia la cultura maya viva vista primero desde la mirada del turista, en Antigua, para poco a poco ir metiéndonos en los lugares más recónditos y auténticos del altiplano guatemalteco, la Ciudad Vieja, San Juan del Obispo, donde probamos los chocolates artesanos y San Antonio Aguas Calientes con una intensa vida comercial que presagiaba lo que quedaba por ver de las costumbres de los mayas.

Era el turno del emblemático Lago de Atitlán, un paisaje espectacular rodeado de nuevo de volcanes imponentes, Panajachel es el enclave idóneo desde el que internarse en la vida del lago y de los pueblos que apacibles se acomodan entre la orilla y las pendientes volcánicas. Descubrir los pueblos cakchiqueles de San Andrés de Palopó, Santa Catarina de Palopó y, ya al dia siguiente en lancha, San Juan y San Pedro de la Laguna culminando la visita con Santiago de Atitlán donde nos esperaba el transporte habitual utilizado en la zona, un viejo coche pick-up para ir en la parte trasera de pie y despidiéndonos de una de la pocas señoras ya ancianas que siguen usando el característico tocado propio de la zona, el tocoyal.

En este momento el grupo ya ha visto de primera mano la vida real de los pueblos mayas, en concreto de los cakchiqueles que habitan la zona de Atitlán como el comienzo del altiplano en las regiones de Totonicapán y Quetzaltenango.

El mercado de San Francisco el Alto en Totonicapán es una inmersión en uno de los mercados callejeros más grandes, desde frutas, verduras, animales, enseres, etc. Visitamos la iglesia de San Andrés Xecul, probamos licores artesanos en Salcajá, visitamos la ciudad de Quetzaltenango, capital de la región de los Altos, de tradición quiché. 

Aún tuvimos tiempo para relajarnos en las fuentes georginas, unas piscinas naturales ubicadas en una surgencia en lo alto de una de las laderas que se alzan frente al volcán de Santa María y al del Cerro Quemado, tras visitar los pueblos de Almolonga y Zunil.

Pero fué en Chichicastenango donde por fin uno llega a comprender la verdadera idiosincrasia del pueblo nativo guatemalteco, no ya sólo por su mercado, uno de los más añejos y auténticos, sino por lo vivido en la Iglesia de Santo Tomás, donde se hace muy presente el sincretismo religioso y la pervivencia de las tradiciones mayas, al grupo le sorprendió, por ejemplo, que el uso de la escalinata que da acceso al templo es el mismo que se daba a los grandes escalones de las pirámides mayas, y es indudable la belleza del entorno combinado con el colorido de las vestimentas tradicionales y los arreglos florales y el misticismo de el humo de los inciensos y fuegos rituales que se realizan en lo alto de la escalinata y en el centro de la iglesia, que hace las veces de templo maya.

Pero es en la Casa de Diego Ignacio donde la experiencia se hace más personal, el ascenso al cerro Turcaj siguiendo a nuestro guía espiritual fue como una metáfora de la vida, alcanzamos el alto y realizamos nuestro propio ritual siguiendo sus indicaciones, sentirse agradecido de lo que se es, de lo que se tiene en el marco espiritual, de la suerte que tenemos de tener la oportunidad de estar aquí y ahora y de la vida que tenemos como uno de los grandes secretos de la vida. El hecho de que saliera el sol únicamente durante el tiempo que estuvimos en lo alto del cerro le dió a la experiencia un toque mágico si cabe.

Tras habernos llevado una impresión del altiplano tendríamos una experiencia de la vida económica, el sector primario, el principal del país dada su escasa industrialización, es interesante también. Alojados en una bonita finca tuvimos la oportunidad de recorrer una granja vacuna y un contacto con la naturaleza agrícola de la zona.

Llegados casi al final del viaje cultural quedaba la visita a Iximché, pero lo curioso de este yacimiento arqueológico no es tanto los restos de la antigua ciudad maya que se alzaba aquí, sino que este lugar sigue siendo sagrado, celebrándose en él numerosos ritos de la comunidad maya. Para sorpresa del grupo, una sacerdotisa, ataviada con el atuendo sagrado cakchiquel y con su bastón ceremonial, nos estaba esperando en un altar. Paula se presentó y comenzó a preguntar a cada uno por su fecha de nacimiento, para leerle su nahual, que es similar a un horóscopo de la cosmología maya, y entregar a cada uno las velas que se iban a usar para la ceremonia. Comenzó a dar forma al fuego ritual mientras pronunciaba palabras en su lengua invocando a los abuelos y abuelas, a los nahuales, dándonos algún que otro secreto para la vida, incluyendo alguna recomendación que por obvia, a veces olvidamos en nuestro fragor diario. Poco a poco fue entrando en el corazón de cada uno, con su voz suave y llena de paz, el fuego hipnótico, el entorno natural con la magia de los restos ancestrales, y cada uno del grupo sintió que algunas de las palabras de la sacerdotisa iban dirigidas especialmente a ella o a él, sin haber habido conocimiento previo de tal cuestión tan íntima, personal y sentimental. 

Difícil de explicar es ésta experiencia tan emotiva, que nos emocionó a todos, y a cada uno quizá por diferentes razones, sin duda fuimos conscientes de ser testigos de la sabiduría de la vida desde los ancestros transmitida hasta nosotros por mediación de nuestra sacerdotisa maya Paula, quien iba insistiendo en que abrieramos nuestro corazón, que tuviéramos la confianza de hablar, de preguntar a los abuelos aquello que nos preocupaba, y efectivamente hubo quien, con emoción, se pronunció y Paula preguntaba al fuego y las llamas parecían danzar repentinamente, el humo cambiar de rumbo o ascender en espiral, incluso cambiar la consistencia del material que ardía, compuesto principalmente de ofrendas florales y velas, desmenuzándose solo a cada pregunta. 

Para quien escribe esta ceremonia es uno de los mejores momentos del viaje, ya que cada una de las experiencias vividas en cada momento del viaje desemboca en un acto espiritual que resume todo el viaje haciéndolo memorable y emotivo. 

Tras despedirnos de Paula, que ya nos costó debido a la carga emotiva del momento, la cual nos dejó si bien pensativos, también sorprendidos por nuestra propia reacción ante un evento donde el escepticismo suele prevalecer, pero llenos de paz, de tranquilidad y de una gran sensación positiva.

El itinerario propone en este momento del viaje un descanso bien merecido en las costas del Pacífico, y es a Monterrico donde vamos a pasar los últimos días de nuestro viaje antes del regreso a casa. La costa del Pacífico en Guatemala se caracteriza por una escasa densidad de población y algunos centros turísticos de pequeño tamaño pero no por ello bien equipados y realmente bonitos. Como fue el nuestro, una pequeña villa de casitas alrededor de una piscina sin fin con vistas a un mar continuamente enfurecido cuyas cálidas olas espumosas golpeaban incesantemente la arena negra de una playa en la que los más avispados, pueden llegar a ver tortugas marinas que en la noche emergen de tan negras profundidades para depositar sus huevos en la arena.

Tuvimos oportunidad de ver una, aunque nos costó, el calor, la humedad y la incomodidad de caminar por aquella arena blanda tuvieron su recompensa y echabamos de menos la tranquilidad de los canales de Chiquimulilla que en la jornada anterior tuvimos oportunidad de disfrutar.

Y siendo las últimas horas de este viaje, recostado en una hamaca con una piña colada en la mano y viendo el atardecer del Pacifico, termino esta escueta y desordenada crónica, que bien podría haberse extendido cual libro de aventuras, ya que cada minuto de este viaje bien merece un largo comentario. Satisfecho me quedo si, querido lector, tu concepto de Guatemala ha cambiado o te he ayudado a consolidar este destino como uno de tus próximos imprescindibles.

Guatemala es el corazón del mundo maya, y si me pierdo, buscadme en Antigua.

Nuestras fotos más memorables durante las visitas a los parques arqueológicos:

Los pueblos del lago Atitlan:

Las fotos en los pueblos y mercados del altiplano:

Si quieres ir a Guatemala, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un viaje muy especial para ti. 



Comentarios

Nombre
E-mail
Teléfono
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image

Próximos eventos:


Crucero Mediterráneo Low Cost Jóvenes 2019. Viaje SinglesCrucero Mediterráneo Low Cost Jóvenes 2019. Viaje Singles
Del 28 de Oct. al 4 de Noviembre

desde

599 €/p

+INFO         RESERVAR
Venecia y su Laguna. Puente de Los Santos. Viaje SinglesVenecia y su Laguna. Puente de Los Santos. Viaje Singles
Del 29 de Oct. al 2 de Noviembre

desde

825 €/p

+INFO         RESERVAR
El Crucero del Baile. Otoño 2019El Crucero del Baile. Otoño 2019
Del 11 al 18 de Noviembre

desde

649 €/p

+INFO         RESERVAR

Lo último del blog:

Fin de Semana en La Rioja Alta

Os contamos qué hicimos este último fin de semana en La Rioja, con destino Ezcaray alojándonos en una espectacular casa de Valgañón y descubrir un precioso pueblo del que salimos para dar un paseo en globo cruzando las sierras que separan la comunidad autónoma con la provincia de Álava.

Instagram Facebook YouTube Twitter Tripadvisor Email

Un paraíso en la Sierra de Gata

Visitamos la Almazara de San Pedro en uno de los rincones extremeños más remotos. La Sierra de Gata es la comarca más septentrional y occidental de la provincia de Cáceres, los montes la separan de la provincia de Salamanca y del pais vecino de Portugal.

Instagram Facebook YouTube Twitter Tripadvisor Email

Nuestros viajes más movidos del verano

Éstos son nuestros viajes seleccionados con más movimiento para este verano.  Desde los nacionales como Costa del Sol y Lanzarote hasta el más largo y apasionante a Guatemala, pasando por destinos europeos originales como Serbia y Bulgaria y festejar el otoño en Munich en su Oktoberfest más tradicional.  ¡Te esperamos! 

Instagram Facebook YouTube Twitter Tripadvisor Email

Suiza en la Semana Santa

Recién llegados de Zurich compartimos con vosotros en un breve retazo las experiencias que hemos vivido en el pais de los trenes, las montañas, los lagos y los bancos.

Instagram Facebook YouTube Twitter Tripadvisor Email