Blog de Amigos en Ruta

Hemos vuelto de: Semana Santa en Flandes

770eededa5390c9aa8d5a4d1362e72bf.jpgEl pasado miercoles 20 de Abril los coordinadores de Amigos en Ruta Ana y Rober se presentaban en el aeropuerto momentos antes de la hora acordada, los componentes de esta nueva expedición fueron llegando en poco tiempo, se hicieron las primeras presentaciones, las facturaciones de las maletas y entre conversaciones acompañadas de algun que otro tentempié se fue acercando la hora de pasar a la puerta de embarque.

Muchos de los componentes del grupo, como es habitual, no se conocían entre si, la mayoría, sin embargo ya había alguno que otro que ya tiene en su haber la experiencia de viajar con Amigos en Ruta, y superar ese alto listón es para nosotros un reto en cada viaje.

Con algun retraso llegamos al hotel de Bruselas despues de un corto vuelo y un breve recorrido en bus privado, el ánimo del grupo era positivo y se palpaba ya la predisposicion de todos a pasarlo genial, a desconectar de la rutina y vivir una experiencia nueva, con una gente nueva, en una nueva ciudad y con nuevos y suculentos planes.

Aquel extraño personaje de cara afilada y amplios ojos despiertos

 cuya mirada simpática y afilada aumentaban sus lentes, tocado con un sombrero de ala estrecha que se sentó junto a nosotros durante el desayuno resultó ser Lucas, nuestro guía local. El acento francófono de Luc y sus bromas que desde el minuto uno gastaba sin cortarse, acrecentaban la personalidad de un ser carismático que supo acompañar a la perfección al grupo, sabiendo llevar el ritmo pausado del que se siente de vacaciones sin ganas de tener prisas y sin necesidad de acumular extensos datos historicos, el humor y su contacto continuo con las personas a nivel general e individual hicieron que todo rodara con sencilla naturalidad.

1229429ccf4499e3e5765d6c864c34ff.jpgAsi pues pasaron nuestros dias en Flandes, visitando en primer lugar la capital, Bruselas, siendo el Atomium, el Mini-Europe y la Grand Place los principales atractivos de la ciudad, el secreto iba a ser que la improvisación nos llevaría a conocer la noche en la ciudad, con mucha vida y ambiente, Bruselas vive la noche con intensidad y no duerme, otros lugares como el Red Light District de Bruselas y los bares escondidos y originales que Lucas nos descubría hicieron que la estancia en la ciudad fuera mucho más interesante de lo que se podría haber presumido en un primer momento.

Recordaremos como guarreamos con chocolate derretido en el taller de una bombonería, hacer bombones parece una tarea golosa y divertida, no olvidaremos nunca el tacto del chocolate derretido sobre la encimera a medida que se endurecía por el efecto del frío mármol, las cortezas de naranja empapadas en chocolate formando deliciosos bombones al cabo de pocos segundos o como se desliza un chorro de chocolate por entre los huecos de un molde. Ataviados con gorrito y delantal con los morros pringados las fotos quedaron muy graciosas. Sin más, cuatro pasos y nos encontrabamos en un restaurante dispuestos a degustar los tan afamados mejillones para descubrir que ser español, y especialmente gallego, es un handicap importante para valorar con objetividad la gastronomía europea, y es que por mucho que uno viaje, siempre se tiene la sensación que de lo nuestro no se saca el debido provecho. Sin despreciar aquellos mejillones, con permiso del gallego del grupo, haremos hincapié en la abrumadora oferta cervecera de todos los establecimientos por donde íbamos. ¡Son tipicos y famosos los mejillones, los bombones y las cervezas, que mejor que te lo cuenten que vivirlo por ti mismo!

95a820686f505d34414bb93f38f1de31.jpgAmberes la ciudad de las joyas, Gante la ciudad que pillamos momentos antes de despertar, todo para nosotros solos, y Brujas, la ciudad mágica cuyos canales dieron alas a nuestra barquita para tomar las más interesantes capturas en nuestras retinas del más de los romanticos escenarios europeos, y es que Brujas es una ciudad que se te queda clavada en el corazón, a pesar de la insistente presencia de turistas por doquier, la ciudad te lleva al pasado, donde las mercancias se movian en pequeñas barcas, donde los comerciantes intercambiaban mercancias provenientes de todos los lugares, donde los artesanos se agrupaban en gremios. Hoy en dia puedes engordar dos quilos sin salir de cualquiera de sus calles, entre bombonerias, gofres, patatas fritas y cerverias, un verdadero paraiso.

Como sabíamos que el aumento de calorias en nuestra dieta iba a ser inevitable, quisimos mezclarnos con los verdaderos europeos, entre sus costumbres más destacadas, aparte de echarle agua al café y su incomprensible afán de querer desunir el simbolo de la unión, es, el de ir en bici a todas partes. A lomos de nuestras bicis seguimos a Lucas por las calles de brujas, el viento en la cara, la velocidad, las curvas de una esquina a otra, vaya sensacion de libertad, salir de la ciudad, cruzar las puertas y tomar ese carril bici paralelo al canal junto a hileras de abetos cuya ramas jugaban con el sol del atardecer. Felicidad, a cada pedalada se disfrutaba de la sensacion de amplitud del paisaje belga. Atrás dejamos Brujas para alcanzar el pueblo de Damme, donde unas cervecitas de elaboracion artesanal nos esperaban en un establecimiento que ni era cerveceria ni bomboneria, ni todo lo contrario. El regreso con viento a favor nos hizo llegar de vuelta rapidamente al centro de Brujas, una experiencia muy divertida.

1ae36adce05d2e911c7bf5eb0cf7112f.jpgPero lo mejor del viaje fue sin duda la gente que componia el grupo, todos supieron dar de si mismos para aportar al grupo su personalidad, para aceptar a los demás, para sentirlos parte de si mismos y formar asi un grupo de amigos con los que compartir cada broma, cada imagen, cada vivencia que el desarrollo del viaje disponia cada minuto, debates, conversaciones, el conocerse unos a otros, bromas, risas, bailes, brindis, todo se vive de una manera distinta cuando te rodeas de personas positivas, normales, naturales, con toda la sencillez del mundo y sin agobios, problemas o prisas, se trata tan solo de eso, de disfrutar, y de nuevo, y gracias a ellos, a vosotros, los coordinadores de Amigos en Ruta sentimos el placer del reto conseguido, colocamos el liston, tomamos carrera y para el próximo salto, estamos convencidos de que tendremos la suerte de contar contigo.



Comentarios

Nuevo comentario

Nombre
E-mail
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image