Blog de Amigos en Ruta

El porqué de la hora

La tierra tarda 24 horas en dar una vuelta completa, es verdad que nunca se para (eso esparemos), pero empezamos a contarlas en medianoche, a las 12 horas pasamos por la mitad de su recorrido, en mediodía, y otras 12 en volver de nuevo a la medianoche. 
 
La figura clásica del reloj solo indica 12 horas, por lo que cada día dará dos vueltas, la única forma de diferenciar una mitad de otra es indicando si ya hemos pasado por el mediodía o no, por eso si decimos a las 3:00h no sabremos si se trata de las tres de la tarde (post-mediodia) o las tres de la mañana (antes-mediodia), indicamos para ello las siglas am y pm.
 
Con la era digital ya no tenemos la limitación del reloj de 12 horas, y tenemos relojes que cuentan las 24 horas en formato electrónico, por lo que ya no necesitamos las siglas, basta saber que las 03:00h son tres horas después de medianoche y que 15:00h son tres horas después del mediodía.
 
Algunos países utilizan uno de los dos sistemas exclusivamente, los británicos son muy dados a usar el formato de am y pm, mientras que los españoles usamos ambos indistintamente, salvo en el leguaje coloquial, en el que seguimos usando el sistema de doce horas indicando siempre si es de la noche, la madrugada, la mañana o la tarde, quedando indefinidos los limites de estas cuatro divisiones.
 
Lo curioso de esto es que hasta la revolución industrial, todas las ciudades establecían su propia hora local, se establece que cuando el sol pasa por su punto más alto, es mediodía. Asi fue hasta que los problemas de coordinación de la red de ferrocarriles en plena expansión en los nuevos Estados Unidos, hicieron plantearse una organización horaria más estable y definida, ya que el momento de mediodía era diferente para cada ciudad hasta una diferencia de 9 horas. 
 
A este problema se le fueron dando diferentes soluciones hasta el día de hoy, en el que nos encontramos con el mundo dividido en diferentes franjas horarias, el tema es complejo puesto que no solo se tienen en cuenta razones puramente geográficas, sino geoestratégicas y políticas, dandose lugar a diferentes peculiaridades en el tema de los usos horarios.
 
El mejor ejemplo es el nuestro, España se encuentra geográficamente en una zona que difiere de el uso horario utilizado, podréis comprobar esto fácilmente: "En la mayor parte de España, el mediodía no es el momento en el que el sol se encuentra en su punto más alto", sino que esto ocurre unas dos horas más tarde.
 
Geográficamente nos correspondería tener la hora de Londres, que actualmente es la misma que la de Portugal y Canarias. La linea que se acordó para limitar la zona que tiene la hora de Londres y la zona que tiene la hora de Paris es, por convención, el Meridiano de Greenwich, a partir de la cual se divide el mundo en franjas horarias, y atraviesa España por la zona oriental de Aragon, pasando por Castellon de la Plana y el cabo más oriental de Alicante, para luego encaminarse hacia Argelia y dividir Africa en dos.
 
El gobierno de España en su momento, creyó bastante incómodo dividir la hora por ese lugar, si solo se hubiera tenido en cuenta esta situación geográfica hoy día sería bastante largo dar la hora en la radio: "Son las 3 de la tarde, una hora más en el valle de Arán, la Ribagorza, el curso medio del Ebro, el noreste de Teruel, Cataluña, el este de Castellon, Denia , Calpe y Baleares". 
 
Lo lógico hubiera sido decir: "Bueno, pues como la mayor parte del país se encuentra en el lado occidental del meridiano de Greenvich, adoptemos la hora de Londres". Bien, ¿alguien ha visto algo lógico en este país?, pues la decisión fue la contraria, se tomó la hora de Paris, dejando solo a Canarias con su hora geográfica. 
 
Cuando es mediodía en Gerona, tardaremos una hora en tener el mediodía en La Coruña, pero ambas ciudades se rigen por la misma hora. Esto establece multitud de diferencias culturales que nos diferencian del resto de los europeos, pues ellos almuerzan al mediodía, es decir, a eso de las 12:00h, sin embargo, debido a la diferencia entre la hora natural y la política, nosotros sentimos esa necesidad dos horas más tarde. Esta costumbre profundiza tanto que hasta incluso, cuando viajamos, y a pesar del cambio horario a uno que probablemente se ajuste más a la hora natural, necesitaremos ver en el reloj las dos de la tarde para sentir que es momento de sentarse a la mesa.
 
¿que más diferencias culturales crees que provoca esta diferencia? ¿cual es tu opinión?


Comentarios

Nuevo comentario

Nombre
E-mail
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image

SEGURO QUE TE INTERESA...


AR: Brujas y Fantasmas de MadridBrujas y Fantasmas de Madrid
27 de Octubre

desde

12 €/p

+INFO         RESERVAR
AR: Expedición al Sur de MarruecosExpedición al Sur de Marruecos
Del 2 al 10 de Diciembre

desde

1395 €/p

+INFO         RESERVAR
AR: Fin de Año en Tierras HelenasFin de Año en Tierras Helenas
Del 26 de Dic. al 1 de Enero

desde

1395 €/p

+INFO         RESERVAR

LO ULTIMO EN NUESTRO BLOG