Blog de Amigos en Ruta

Crucero por el Rio Lot (Marieta)

47dd4737622323b8ac01e4a31d3259ae.jpgEl viaje hacia Francia fue muy cómodo, el guapo Toni y yo paramos en un área de servicio a comernos los bocadillos que llevábamos y en la segunda parada nos encontramos con el resto de compañeros de ruta. Llegamos a la base de Douelle y subimos al barco, con los equipajes y la comida, una parte fuimos a la oficina y nos enseñaron a interpretar los mapas del rio, los demás se quedaron en el barco donde el mecánico les enseñó a manejarlo.

En  la orilla del rio Lot  alguien gritaba, gesticulando: ¡ tirez l´ancle ¡ ¡tirez´L´ancle ¡, íbamos a la deriva, habíamos salido bien del muelle y de pronto el barco no respondía a los mandos, la corriente nos arrastraba hacia un arbol hundido y la cascada, estábamos todos paralizados.

El gran Fede apartó a todos, tomó los mandos, no vá, no vá, no vá, qué pasa, qué pasa, qué pasa,  hasta que...... el embrague hay que poner el embrague y...... milagrosamente el barco arrancó,  respiramos todos y Fede quedó nombrado capitan por unanimidad.

Fué un viaje precioso, el rio enorme, lento, rodeado de árboles, pequeños pueblos en lo alto de los riscos, castillos con sus torres puntiagudas.
Cahors donde hicimos una larguísima ruta de senderismo, para ver la ciudad desde lo alto, con el puente majestuoso: Valentré con sus altas torres.

Muchas horas en la proa del barco, sentada viendo pasar el rio, como si fuera la vida, sin nada qué hacer más que disfrutar del momento, sin teléfono, sin prisas, las garzas volando a ras del agua con un vuelo lento, majestuoso, la figura reflejándose en el agua, los árboles siempre  rodeándonos, es una zona preciosa.
El paso por las esclusas, rompía la tranquilidad de la travesía, Algunos se adelantaban con las bicis y cuando llegábamos a la esclusa ya estaban preparados para cerrar la puerta detrás de nosotros y abrir la siguiente.

Tocaba sujetar el barco con las cuerdas, para que no chocara con las paredes de las esclusas.

Recuerdo la hora sagrada del aperitivo, las cervezas, aceitunas, patatas, en la cubierta del barco, mientras navegábamos, lentamente.
La convivencia con los compañeros, estupendos todos, las partidas de póker y los juegos dirigidos por Jesús, después de la cena.

El jamón del que dimos buena cuenta, lo terminamos el último día, riquísimo ibérico. Las ensaladas, unas lechugas que nos regaló un hortelano francés, que al enterarse que éramos españoles nos dio una especial, tiernísima, no nos quiso cobrar.

A partir de ahí pusimos la bandera española, los otros barcos nos saludaban con cariño, sobre todo a Toni que tiraba besos a las chicas, al final ellas también tiraban besos.
Santa Ciro Lapopie un precioso pueblo medieval en lo alto de un risco con un mirador espectacular, donde estuvimos en una velada de Jazz, volviendo al barco con noche cerrada a oscuras por los caminos apretaditos todos, ahí estaba Fede con la luz de su móvil, iluminando.

Un viaje espectacular, el placer de llevar un barco, muy sencillo de conducir con sus dificultades al llegar a las esclusas, por un rio grande como el Lot, con su frondosa vegetación.

Un recuerdo muy afectuoso para mis compañeros de barco que hicieron que este viaje sea inolvidable, especialmente para Alberto nuestro entrañable guia.



Comentarios

Nuevo comentario

Nombre
E-mail
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image

SEGURO QUE TE INTERESA...


AR: Brujas y Fantasmas de MadridBrujas y Fantasmas de Madrid
27 de Octubre

desde

12 €/p

+INFO         RESERVAR
Promoción RivIera Maya SinglesPromoción RivIera Maya Singles
Del 12 al 19 de Noviembre
(Varias salidas)

desde

1167 €/p

+INFO         RESERVAR
AR: Expedición al Sur de MarruecosExpedición al Sur de Marruecos
Del 2 al 10 de Diciembre

desde

1395 €/p

+INFO         RESERVAR

LO ULTIMO EN NUESTRO BLOG