Blog de Amigos en Ruta

Bulgaria y el Monasterio de Rila

El atractivo que tiene viajar a un pais como Bulgaria es el de escapar de los destinos masivos y buscar lo desconocido, lo que queda fuera de los destinos cuyo respaldo económico les hace poder soportar grandes campañas de promoción internacional.

Bulgaria es un pais de un paisaje espectacular, la enorme llanura Travia vertebra todo el territorio enmarcado en dos grandes sistemas montañosos, la cordillera balcánica y los montes Ródopes y Pirin. Su legado cultural es sorprendente debido a su situación geográfica en pleno cruce de culturas y es que linda con cino paises: Turquía, Grecia, República de Macedonia, Serbia y Rumanía. Los búlgaros comparten con los españoles la pasión por la gastronomía y la enología, y eso se nota en cada comida y en cada cena. En general son gente muy agradable, aunque por ahora poco acostumbrados a recibir turistas, pero ello hace prevalecer un valor perdido en otros destinos habituales.

Bulgaria tiene muchos atractivos, podemos encontrar en su territorio pueblos encantadores viticultores, ciudades, bosques y aldeas perdidas en la montaña, una capital renaciente y cambiante, pero sin duda, una de las cosas que más nos van a sorprender es la belleza de los monasterios y centros de culto repartidos por el pais.

Entre ellos destaca el Monasterio de Rila, de visita obligada y cuya belleza le hace merecedor de convertirse en uno de los símbolos más destacables del pais.

Fue fundado en plena época medieval por San Juan de Rila, un ermitaño de nombre Iván Rilski que fue canonizado por la Iglesia Ortodoxa. Cuenta la leyenda que aquél hombre decidió marcharse a vivir santanmente en el interior de un arbol, en un profundo valle de las Montañas de RIla. Pronto se extendió su fama de santidad y fueron muchas personas las que quisieron seguir su ejemplo. Al final de la vida de Iván, éste fundó el monasterio para cobijar a todos los monjes ermitaños que querían seguir su ejemplo y su estilo de vida.

La tumba de Ivan se convirtió en un lugar sagrado y de peregrinaje y con el tiempo, el primitivo monasterio fue creciendo y transformandose en un complejo más grande hasta el punto de desempeñar un papel importante en la vida espiritual y social de Bulgaria en el medievo.

Un incendio casi lo destruye por completo en el siglo XIX pero fue reconstruido pocos años más tarde permaneciendo inalterables los edificios más antiguos que lograron sobrevivir al fuego.

La identidad territorial y cultural de Bulgaria es, a su vez, muy compleja y cambiante, creciendo su influencia mucho más allá de sus actuales fronteras para luego desaparecer practicamente bajo el imperio Otomano. Este contínuo sufrimiento de la estabilidad del pais durante toda su historia tomó el Monasterio de Rila como ejemplo característico de la Resistencia Bulgara del siglo XVIII y XIX, simbolizando el sentimiento de identidad cultural eslavita tras la larga ocupación de los otomanos. Hoy en día Bulgaría se recupera poco a poco de una dura dictadura comunista que entre otras cosas, hizo mermar el valor del esfuerzo y enfrentándose a problemas de corrupción política.

El monasterio es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y su visita merece la pena para entender un poco más la compleja historia de un pais que ha sido uno de los protagonistas de la reciente y convulsa historia del siglo XX.

Y asi lo corroboramos los que a finales del 2009 participamos en el Viaje del Club Amigos en Ruta, disfrutando no solo de un pais impresionantemente bello, de paisajes espectaculares y evolución contínua, también disfrutamos de cada una de las personas que compusieron el grupo, ávidas de conocer lugares y personas nuevas, de pasarlo genial y de ir más allá. Esperamos que Bulgaria te cautive como nos cautivó a nosotros y decidas disfrutar de algo diferente, nuevo y atractivo como lo es Bulgaria.

Otros enlaces:



Comentarios

Nuevo comentario

Nombre
E-mail
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image