Blog de Amigos en Ruta

Asociación Dubabu de ayuda en Burkina

Soy Maribel, secretaria de la Asociación Dubabu. 

Actualmente nuestro principal proyecto es la construcción de una escuela de secundaria en Burkina Faso, concretamente en la aldea de Bantogodó.la citada aldea, fueron los propios aldeanos los que nos pidieron que hiciesemos esto, porque había niños con capacidad para estudiar que, cuando terminaban primaria, se veían avocados a trabajar en el campo, no podían continuar sus estudios ya que no tenían escuela de secundaria y sus padres no podían enviarlos a la ciudad, ya que para ellos es muy costoso.

Los proyectos que habíamos hecho hasta el momento era llevar ropa, medicamentos y material escolar. Además conocimos a Matias, un chico ciego por la rubeola, que le encantaba la música. Un amigo le dejó una guitarra durante un tiempo y después se la tuvo que devolver. Tal era su amor por la música que él mismo se construyó una guitarra con una lata de aceite, un palo de carité y tres cuerdas de tranza de pescar. Nos sacó su guitarra no nos tocó su música. Nos quedamos con la boca abierta cuando vimos que no existen barreras para alguien que ama algo de verdad y va a por todas para conseguir su sueño. Cuando regresamos a la capital, buscamos una guitarra, tarea no fácil, y encontramos una de segunda mano.

Cuando regresamos a la aldea y él palpó con sus propias manos la guitarra, su cara se iluminó. Cuando regresamos a España, Manuel, mi marido, que es el presidente de la asociación, contó por internet en los foros de fotografias la historia de Matías y puso sus fotos. Pedímos ayuda para enviar a Matías a una escuela de música y la gente se volcó con el proyecto. Al poco tiempo ya teniamos el dinero para que Matías fuese a la capital a estudiar. Cuando fuimos, al año siguiente, le llevamos una guitarra nueva ya había realizado su primer curso.

Él estaba muy contento, porque la vida de un chico ciego en una aldea no es fácil, ninguna mujer lo quiere, ya que al ser ciego no es el hombre adecuado para mantener a los hijos que pueda tener, estaba aislado y muy solo. Él nos contó que su vida había cambiado, que estaba muy feliz, nos tocó la guitarra y nos cantó una canción que había compuesto para nosotros. Le dijimos que nosotros sólo eramos los intermediarios, que en realidad los que habían hecho posible ese cambio eran todas las personas que se habían solidarizado con historia y que gracias a esas personas él había podido cambiar su destino.

Hablamos con el director de la escuela de música y nos dijo que Matías era un chico muy inteligente que aprendía rápidamente y que no faltó a clase ni un solo día, que cuando tenían que explicar algo en la pizarra, como él no podía ver, se iba con el profesor de piano y que estaba aprendiendo a tocar el piano. Matias acabó sus cursos y ahora está en una escuela de canto para educar su voz. Hace sus propias canciones y está muy feliz. Lo puedes ver en You tube, poniendo asociación dubabu en el buscado,r verás todos los videos.

Cuando nos propusieron la construccion de la escuela nos pusimos manos a la obra. Ha sido mucho trabajo y aun continuamos luchando para terminarla, de momento están hecha las clases de los niños y las salas de profesores,que en realidad es lo más importante. Nos falta una parte para cooperación, será para que los universitarios de aqui cuando terminen sus estudios puedan ir a desarrollar sus proyectos de fin de carrera, asi se podrán beneficiar los niños de alli y lo chicos de aqui van a tener una experiencia que no van a olvidar nunca.

Será un edificio para alojar a los colectivos que quieran ir a desarrollar algun proyecto, no solo los universitarios. Por supuesto antes de hacer la escuela nos tuvimos que reunir con el ministro de educación de Burkina para informarle de la construcción de la escuela y pedirle que una vez construida la escuela, ellos se tenían que hacer cargo de enviar a los profesores y  mantener la escuela, firmamos un convenio entre el Ministro de Educación de Burkina, la Universidad de Sevilla, que es la que ha financiado la mayor parte de la primera fase y la Asociación Dubabu.

Nos tuvimos que hacer asociacion para conseguir subvenciones, ya no se trababa de llevar medicamentos, ropa o material escolar, lo cual se financiaba con la venta de fotos de Manuel en las exposiciones, esto tomaba una mayor envergadura. Tenemos socios que pagan una cuota anual de 50 euros, algunos han querido pagar más y asi lo hacen. Una de las premisas de nuestra asociación es que no se puede perder ni un céntimo en el camino, si nos dán 20 euros para ellos, éstos tienen que llegar íntegros a las manos de quienes más lo necesitan. Por lo tanto nadie en la asociación puede cobrar, nos han regalado incluso los planos de la escuela. La verdad es que hemos encontrado muy buena gente que nos ayudan y que sin ellos todo esto no sería posible.
Ahora la crisis nos lo está poniendo todo mucho más dificil, con los recortes las subvenciones son muy pocas, cuando aqui estamos en crisis, allí están muertos, eso nos lo dicen ellos mismos.

Esta es nuestra historia, viajar nos ha hecho cambiar nuestras vidas,cada lugar que visitamos forma parte de nuestro corazón, porque no es el lugar, son las gentes que encontramos por el camino las que nos unen a los sitios y no nos podemos quedar de brazos cruzados, nos han enseñado tanto.....nos han dado tanto...., siempre volvemos con la maleta interior repleta de cosas, y de alguna manera debemos devolveles todo aquello que nos dieron. Ahora formamos parte del mundo.

Nuestra familia se compone de Manuel, mi marido, Lolo mi hijo y yo. Además tenemos nuestra familia Dubabu, compuesta por muchísimas personas que colaboran y ayudan, trabajamos muy duro para sacar los proyectos adelante, pero esto nos hace feliz.

Ya estamos deseando de poder volver, trabajamos todo el año duro, Manuel es forjador y tenemos una empresa de carpinteria metálica, forja y aluminios, de esto vivimos y ahorramos para poder pasar nuestras vacaciones allí. Cuando vamos pasamos el tiempo viajando de aldea en aldea, donde la ayuda internacional no llega para dejarles un poco de medicamentos, sobre todo para la malaria, ropa, material escolar, pero sobre todo para compartir un rato juntos.

Son pobres, realmente pobres, pero siempre nos agradecen la visita, aunque sea sacando un tambor y bailando juntos, en otros sitios van al huerto y cogen un ramillete de cacahuetes y nos lo regalan, se rien y disfrutan de ese rato que pasamos juntos. Ellos degustan la vida de otra manera, porque allí la vida y la muerte van de la mano, tal vez mañana cogan una malaria y pasado ya no estén. Aqui tenemos seguro que vamos a vivir, pero si realmente no fuera así y tuviesemos la incertudumbre de no saber si mañana estaremos vivos, tambien viviríamos de otra manera. Ellos rien hoy y lo hacen con todas las ganas, mañana........mañana será otro día.

Bueno, esta es nuestra historia, si crees que de alguna manera nos puedes ayudar pues tenemos los brazos abiertos a todos aquellos que puedan aportar algo.

Sin más recibe un abrazo de Maribel.



Comentarios

Nuevo comentario

Nombre
E-mail
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image

SEGURO QUE TE INTERESA...


AR: Brujas y Fantasmas de MadridBrujas y Fantasmas de Madrid
27 de Octubre

desde

12 €/p

+INFO         RESERVAR
Promoción RivIera Maya SinglesPromoción RivIera Maya Singles
Del 12 al 19 de Noviembre
(Varias salidas)

desde

1167 €/p

+INFO         RESERVAR
AR: Expedición al Sur de MarruecosExpedición al Sur de Marruecos
Del 2 al 10 de Diciembre

desde

1395 €/p

+INFO         RESERVAR

LO ULTIMO EN NUESTRO BLOG