Blog de Amigos en Ruta

Amigos en Ruta es sólo para espíritus vitales

por David Villaseca
 

Conocí Amigos en Ruta en el 2009. Ese fue un año difícil para mí en todos los aspectos. Estábamos ya en octubre y mi ánimo general bajaba varios enteros cada día. Hasta entonces aún no había cogido vacaciones pero necesitaba más que nunca salir de la rutina. Éste era el panorama cuando un día, navegando por Internet, les encontré. Tardé unos diez minutos en decidirme a contactar con ellos y al día siguiente ya tenía formalizada la reserva para pasar el fin de año en Bulgaria.

 


El viaje fue inolvidable. Quienes lo hicimos descubrimos un pequeño país casi desconocido y lleno de encantos. Comer las doce uvas en una sala de fiestas tan lejos de casa habiéndole arrebatado, para dar las campanadas, el micrófono a un mafioso ruso que estaba con toda su comparsa en la mesa de al lado fue una experiencia divertidísima. Y es tan solo una de las mil anécdotas que vivimos durante aquellos días.

 


Pero si por algo fue inolvidable fue por las personas que decidimos, sin conocernos los unos a los otros, viajar juntos en unas fechas tan particulares. Estaban Ana y Roberto, los emprendedores de Amigos en Ruta que transmitían su increíble pasión por viajar, por descubrir nuevos lugares y convertir cada visita en una pequeña aventura; también estaba Marisa, la personificación de la vitalidad más intensa; Mayte e Irene, madre e hija, que nos ilustraban  con fenomenales conocimientos culturales;  Áurea, con su entusiasmo por descubrir los detalles de cada lugar y cosa que veíamos; Silvia con su tranquilidad y dulzura de carácter, todo un encanto; José Ramón, Félix y Alberto, primeros espadas de juergas de guante blanco, de esas que gustan a todos y en las que todos quieren participar; Eva, que más que mujer era un exótico misterio; Ana y Mara, desenfadadas y siempre agradables; Marce, un hombre aparentemente tímido y sin embargo lleno de buenas sorpresas; y para terminar, Isa con su limpia mirada, su gracia natural y ese don para derrochar cariño sin pedir nada a cambio. Me gustaría que pudierais imaginar a través de estas descripciones lo especial que resultó ese viaje y lo bien que lo pasamos.

 


      El tiempo ha transcurrido y algunos hemos repetido experiencias viajeras con Amigos en Ruta, todas igual de fascinantes. Y a raíz de aquel viaje entraron en mi vida nuevas amistades, entre ellas la de Roberto que curiosamente me escribía hace poco para contarme, un poco triste, que a lo largo del tiempo algunas personas le habían sugerido que comunicase a los participantes de cada viaje las edades del resto de compañeros para asegurar, y cito “...que algunos no se sientan fuera de lugar”.

 


       Creo que esas personas no han entendido el espíritu de los viajes que organizan Ana y Roberto y también me entristece que demanden cosas así. Pretender acotar la edad o cualquier otro criterio en cada viaje es cercenar la riqueza que emana de la diversidad de experiencias personales. Denota una falta de entendimiento de lo que Amigos en Ruta propone. Amigos en Ruta es especial porque no es “Amigos de 20 en Ruta” o “Amigos de 50 en Ruta” o “Amigos Singles en Ruta” o “Rollos en Ruta”. Lo que esas pocas personas exigen sería el equivalente a decir “Dime si va a algún negro al viaje porque si no, no me apunto”. Así de crudo.

 


          La grandeza de lo que Roberto y Ana han creado está en que todo el mundo tiene cabida en ello, en que para participar en sus propuestas no importa si tienes 20, 40 o 90 años ni si eres single o tienes pareja, ni en que seas más alto o más bajo, más feo o más guapo. Estos viajes están pensados para y por el placer de viajar en la mejor compañía y ellos los planifican con esa ilusión. Así, a raíz de mis descripciones anteriores, ¿qué edad creéis que tienen Marisa, Mara, Isa, Félix, Alberto, Roberto, Ana, Áurea, Silvia, José Ramón, Eva, Ana, Mayte, Irene y Marce? Y también, ¿qué edad creéis que tengo yo? Es difícil adivinarlo, ¿verdad?

 


          Lo que en realidad se precisa para viajar con Amigos en Ruta es, tan solo, poseer un espíritu vital que sepa disfrutar del presente y de quienes te rodean, saber que tenemos tan solo una vida y que merece la pena aprovecharla con otras personas como nosotros, llenas de energía positiva y dueños de su propia libertad, ya sabéis, me refiero a ese tipo de personas que todos envidian y a quienes todos se arriman porque se está a gusto a su lado.

 


          Recordad una cosa: los lugares permanecen casi inalterables a lo largo de una vida y se pueden visitar cuando sea, pero los momentos especiales en aquellos los crean las personas con quienes los visitas. Esos momentos son únicos y no se vuelven a repetir una vez que suceden. Esto es lo que ofrece Amigos en Ruta, momentos irrepetibles e inolvidables para espíritus vitales.

 

(villaseca.d@gmail.com)

 

Sigue el blog de David en http://tempusconsurgens.wordpress.com



Comentarios

Nuevo comentario

Nombre
E-mail
Mensaje
Introduce el código de la imagen
Reload Image

SEGURO QUE TE INTERESA...


AR: Brujas y Fantasmas de MadridBrujas y Fantasmas de Madrid
27 de Octubre

desde

12 €/p

+INFO         RESERVAR
Promoción RivIera Maya SinglesPromoción RivIera Maya Singles
Del 12 al 19 de Noviembre
(Varias salidas)

desde

1167 €/p

+INFO         RESERVAR
AR: Expedición al Sur de MarruecosExpedición al Sur de Marruecos
Del 2 al 10 de Diciembre

desde

1395 €/p

+INFO         RESERVAR

LO ULTIMO EN NUESTRO BLOG